Archivo para septiembre 2005

De su forma de amarme   Leave a comment

 

 

 

De su forma de amarme

En el silencio de mi cuarto, a las puertas del sueño, tu recuerdo me invade.
Entre el sueño y el deseo, mi mente evoca tu pelo plateado, tu piel curtida por los años, tus ojos coronados por esas bellas marcas que da el tiempo, y esa forma sublime de tratarme.Ahora me recreo en tu risa, esa que me muestra al niño que vive en tí, tus ganas de soñar, quiero encadenarme a ella, quiero esa música en mi vida. Hablando de tu risa me acuerdo de tu boca, de tus besos, de esos pequeños suspiros acompasados con el suave tacto de tu piel, de esa pasión recíproca al amarnos.
Me gusta descubrir tus celos y tu afán de posesión, enmascarados en tu sutil manera de saber estar, me gusta sentirme tuya.
Me gusta que me protejas, que no dejes que ni sí quiera el aire me roze.
De repente, la mañana gris hace acto de presencia en mi cuarto, las primeras gotas de lluvia golpean el cristal, y le despiertan, sí a él, a mi amado. El día de sus ojos verdes toma el destello y lo convierte en un arco iris, mi pelo asoma entre las sabanas, y el sol siente envidia de nuestro amor.
Sin saber cómo, de mi cuarto vacío he pasado ha amanecer con él.
Hay calor en el filo de sus manos, esas que delicadamente me llevan al baño, esas que me desnudan y suavemente me lavan, esas que sin quererlo hacen de mi cuerpo su templo.
El día celoso de nuestro amor torna en tormenta, nosotros resguardados en nuestro pequeño paraiso, nos amamos.
Sin saberlo me hace rozar el cielo con la punta de sus manos, me hace rozar el firmamento.
Amante y cuidadoso seca mi cuerpo, para luego cubrirlo de besos y caricias. Más tarde me viste y seca mi cabello, para terminar cepillandolo.
Descubro su amor entre una mezcla de pasión y admiración. Admira mi juventud, la tersura de mi piel, mi risa.
De ahí mi gran dilema: Vivo en el miedo de ser su niña, su capricho. Algo que no promete ser duradero.
Algo que si fuese así rompería mi alma.
Sí algun día se fuese que haría sin él, sino le tengo para que quiero vivir,
¿Donde depositaré mis miradas, mis besos, mis caricias?
¿Donde depositaré mi alma?
Vagaré en el silencio, volveré a mi mar, a mi acantilado, llenaré ese profundo océano con mis lágrimas.
El mar no aguantará mi pena, montará en cólera, llevará mi llanto desde mi costa a su presencia, mi dolor mojara sus pies descalzos, mis lágrimas se convertirán en conchas, mi ausencia cubrirá su ser. Las gaviotas viajarán en su busca, para pedirle que vuelva.
"Pideme que esté ahí siempre, no me hagas vivir en la incertidumbre de sí mañana te tendré, no me hagas sufrir el abandono"
Así le suplicaré sí algún día temiese perderlo, si la amenaza de su marcha fuese inminente.
Y todo esto sucede por su forma de amarme, por él.

 

Autor desconocido por mí.

 

Publicado septiembre 30, 2005 por rosawrosa en Cuentos...

La rosa azul.   Leave a comment

 
 
 
 
 
La rosa azul.     
 
 
Papá, papito ¿ Conoces las rosas azules?
Para obtenerlas no necesitas semillas especiales,ni cuidados de alta tecnología,ni mucho menos de espacios escogidos.
¿ Que será entonces necesario para poder tenerlas?
¿ Serán acaso diferentes a las demás flores que en nuestros jardines crecen libremente?
No hay que alimentarlas en forma aislada.
Ni esconderlas nunca, porque se marchitan,
¿Acaso habrá que regarlas con lágrimas que oculten frustraciones y odios?
Tienen un débil tallo pero fuertes raíces y el color y la vida únicamente se los dara el amor.
Papito, tu desgracia tal vez sea mi muerte.
Porque soy la rosa azul que tú jamás pediste;
No soy diferente a las demás rosas.
Requiero de risas para aprender a reír. requiero de cariño para aprender a amar,
No me enseñes con las espinas del sufrimiento porque no soy diferente a los demás niños.
Papito, yo también soy un niño, soy la rosa azul, regalo del cielo,riégame con amor y encontrarás en mi el nacimiento de tu fé y de mi felicidad
¡Las rosas de cualquier color son hermosas pero las azules siempre seran unicas¡
 
Autor desconocido por mí.

Publicado septiembre 30, 2005 por rosawrosa en Cuentos...

¿ Vale la pena sufrir por alguien?   Leave a comment

 
                                                                                                                                                Marielou Dhumes.
 
¿Vale la pena sufrir por alguien?
 
¿Qué tan dispuestos estamos a sufrir por alguien?
 
    Cuentan que una bella princesa estaba buscando consorte.
Aristócratas y adinerados señores habían llegado de todas partes para ofrecer sus maravillosos regalos.
Joyas, tierras, ejércitos y tronos conformaban los obsequios para conquistar a tan especial criatura.
    Entre los candidatos se encontraba un joven plebeyo, que no tenia mas riqueza que amor y perseverancia. Cuando le llego el momento de hablar, dijo:
"Princesa, te he amado toda mi vida.
Como soy un hombre pobre y no tengo tesoros para darte, te ofrezco mi sacrificio como prueba de amor. Estaré cien días sentado bajo tu ventana, sin mas alimentos que la lluvia y sin mas ropas que las que llevo puestas. Esa es mi dote…"
    La princesa, conmovida por semejante gesto de amor, decidió aceptar: Tendrás tu oportunidad: Si pasas la prueba, me desposaras".
    Así pasaron las horas y los días. El pretendiente estuvo sentado, soportando los vientos, la nieve y las noches heladas.
    Sin pestañear, con la vista fija en el balcón de su amada, el valiente vasallo siguió firme en su empeño, sin desfallecer un momento. De vez en cuando la cortina de la ventana real dejaba traslucir la esbelta figura de la princesa, la cual, con un noble gesto y una sonrisa, aprobaba la faena. Todo iba a las mil maravillas. Incluso algunos optimistas habían comenzado a planear los festejos.
    Al llegar el día noventa y nueve, los pobladores de zona habían salido a animar al próximo monarca. Todo era alegría y jolgorio, hasta que de pronto, cuando faltaba una hora para cumplirse el plazo, ante la mirada atónita de los asistentes y la perplejidad de la joven princesa, se levanto y sin dar explicación alguna, se alejó lentamente del lugar.
    Unas semanas después, mientras deambulaba por un solitario camino, un niño lo alcanzo y le preguntó ¿Qué fue lo que te ocurrió? … Estabas a un paso de lograr la meta… ¿Por qué perdiste esa oportunidad?… ¿Por qué te retiraste?…
    Con profunda consternación y algunas lágrimas mal disimuladas, contestó en voz baja: "Si ella no me ahorró un día de sufrimiento… Ni siquiera una hora, es porque no merecía mi amor".
    El merecimiento no siempre es egolatría sino dignidad. Cuando damos lo mejor de nosotros mismos a otra persona, cuando decidimos compartir la vida, cuando abrimos nuestro corazón de par en par y desnudamos el alma hasta él ultimo rincón, cuando perdemos la vergüenza, cuando los secretos dejan de serlo, al menos merecemos comprensión.
    Que se menosprecie, ignore, olvide o desconozca fríamente el amor que regalamos a manos llenas es desconsideración o, en el mejor de los casos, desinterés o ligereza. Cuando amamos a alguien que además de no correspondernos desprecia nuestro amor y nos hiere, estamos en el lugar equivocado. Esa persona no se hace merecedora del afecto que le prodigamos.
    La cosa es clara: si no me siento bien recibido en algún lugar, empaco y me voy.
    Nadie se quedaría tratando de agradar y disculpándose por no ser como les gustaría que fuera.
    No hay vuelta de hoja: en cualquier relación de pareja que tengas, no te merece quien no te ame, y menos aún, quien te lastime. Y si alguien te hiere reiteradamente sin "mala intención", puede que te merezca pero no te conviene. Retirarse a tiempo con la satisfacción de haber dado lo mejor de nosotros mismos no tiene precio.
 
Autor desconocido por mí
 
 

Publicado septiembre 30, 2005 por rosawrosa en Cuentos...

Mensaje de amor.   Leave a comment

 
                                                                                                              Michael Bille.
 
 
Mensaje de amor.

 

En algún momento un médico determinará que mi corazón ha dejado de funcionar y que en verdad mi vida se ha terminado. 
Cuando esto suceda, no traten de revivirme artificialmente por medio de aparatos, y dondequiera que me encuentre no lo llamen "mi lecho de muerte".
Llámenlo"mi lecho de vida " y dejen que mi cuerpo vaya de allí a ayudar a que otros gocen de una vida plena. 
Den mi vista a alguien que nunca haya visto un amanecer, la cara de un bebé o el amor en los ojos de una mujer. 
Den mi corazón a alguien a quien el suyo no le haya causado
más que interminables días de dolor. 
Den mi sangre a algún adolescente rescatado de entre las ruinas de un automóvil accidentado, para que pueda vivir y llegar a gozar del juego de sus nietos. 
Den mis riñones a quien dependa de una máquina para seguir existiendo semana tras semana. 
Tomen mis huesos, todos mis músculos y todas y cada una de las fibras y nervios de mi cuerpo y encuentren a manera de hacer caminar a un niño lisiado. 
Exploren cada rincón de mi cerebro. Si fuera necesario, tomen todas las células para que algún día un niño pueda gritar con la emoción del deporte y una niña sorda pueda oír el sonido de la lluvia contra los cristales de la ventana. 
Cremen lo que quede de mí y echen mis cenizas a los cuatro vientos, para ayudar a que crezcan las flores. 
Y si tienen la necesidad de enterrar algo, les dejo mis defectos, mis debilidades y todos mis perjuicios contra mis semejantes. 
Mi alma dénsela a Dios. 
Y si por casualidad alguien quiere recordarme, hágalo con una buena palabra o acción hacia quien lo necesite. Si hacen lo que les pido, viviré eternamente. 

(¿no lo harías tú….?)

 

Autor desconocido por mí.


 

Publicado septiembre 30, 2005 por rosawrosa en Revoltijo...

A pesar de todo…   Leave a comment

 
 
 
 
Apesar de todo…
 
AMO…
Porque amar es vivir,
Porque si amo, quizás reciba amor,
Porque prefiero amar y sufrir,
que sufrir por no haber amado nunca.
 
Autor desconocido por mí.

Publicado septiembre 29, 2005 por rosawrosa en Revoltijo...

No entiendo a la gente grande.   Leave a comment

 
 
 
No entiendo a la gente grande.
 
Yo no entiendo a la gente grande:
Porque tapan la luzdel Sol.
Quitan las flores de las plantas para dejarlas marchitar en un jarrón y enjaulan a los pajaritos.
Porque han pintado todas las cosas de gris y han llenado el cielo de antenas y chimeneas.
Porque se creen importantes, por el solo hecho de ser grandes. Porque no me dejan caminar descalzo, ni chapotear en la lluvia. Porque me compran juguetes y no quieren que los use porque se rompen.
Porque le han puesto nombre difícil a las cosas sencillas.
 Porque quieren empleos importantes y pasan la vida sentados en sillas.
Yo no entiendo a la gente grande.
Porque no sienten el placer de perder el tiempo mirando alrededor y son incapaces de dar vueltas en un carrusel.
Porque cuando me porto mal me amenazan con una inyección y cuando me enfermo, me dicen que una inyección me va a poner
bien.
Porque quieren que coma con horarios y no cuando tengo hambre. Porque cuando pregunto algo no me contestan,porque soy muy chico y cuando pido un chupete, me dicen que soy un grandulón.
Porque siempre se hacen los lindos o serios.
Porque dicen mentiras y ellos mismos no se las creen.
 Porque cada vez que mienten me doy cuenta y sufro mucho.
Yo no entiendo a la gente grande.
Porque me dicen miedoso y ellos me hablaron de cuco y fantasmas.
Porque me piden que sea bueno y me regalan para jugar revólveres, dardos, flechas y escopetas.
Porque han llenado la casa de cristales, porcelanas y cosas que se rompen y ahora resulta que no puedo tocar lo que veo.
Porque perdieron las ganas de correr y saltar.
 
Porque olvidaron las cosas que tanto les gustaba de chicos.
Porque antes de reírse le piden permiso al reloj.
Porque cuando hago algo malo, me dicen: "no te quiero mas" y tengo miedo de que me dejen de querer en serio.
Mis manos son pequeñas y por eso se me derrama la leche aunque no quiera. Mis piernas son cortas, por favor, espérame y camina mas despacio, así no puedo andar contigo.
No me pegues en las manos cuando toco algo lindo y de color brillante.
Por favor, mírame cuando te hablo. Si es que me estas escuchando. No me regañes todo el día… Déjame equivocar sin hacerme sentir estúpido.
No esperes que el dibujo que pinte sea perfecto…
Ámame por haber tratado de hacerlo bien recuerda que soy un niño, no un adulto pequeño…
A veces no entiendo lo que me dices. Te quiero tanto… por favor, ámame por lo que soy, no por las cosas que hago.
No me rechaces cuando estés molesta conmigo y vengo a darte un beso… Me siento solo, abandonado y con miedo.
Cuando me gritas, me asusto… Por favor, explícame que he hecho.
No te enfades cuando en la noche las sombras y la obscuridad me dan miedo, y me despierto y te llamo. Tu abrazo es lo único que me devuelve la paz.
Cuando vamos a las tiendas no sueltes mi mano. Temo perderme y que no me encuentres jamás.
Me siento muy triste cuando papá y tú discuten… A veces pienso que es por culpa mía y se me encoge él estómago y no sé que hacer.
Muchas veces veo que abrazas y acaricias a mi hermano… Me regañaste cuando rompí mi juguete favorito y me eche a llorar; yo estaba triste y peor que tu… no lo hice a propósito y me quede sin ti.
Te molestaste porque me ensucie jugando… Pero la sensación del barro en mis pies era tan rica y la tarde tan linda….
Hoy te sentiste mal y yo me preocupe mucho. Trate de entretenerte con mis juegos y me dieron un par de nalgadas y me sacaron de tu lado… Me fui a un rincón a llorar…
¿QUE HARIA YO SI TU TE MURIERAS?
Me meten miedo con el infierno y no sé lo que es…
Debe ser algo tan terrible como estar sin ti.
Aunque me dejaron con los tíos y la pase bien, les eche mucho de menos toda la semana…
Ojalá no hubiera vacaciones para los papás.
!!!Tengo mucha suerte entre todos los niños que hay en
el mundo… USTEDES ME ESCOGIERON A MÍ
!!!
 
Autor desconocido por mí.
 

Publicado septiembre 28, 2005 por rosawrosa en Revoltijo...

Amistad… – Rosa   Leave a comment

 
 
 
 
Amistad…
 
Un amigo es un hermano que se elige…
Amistad es…no hacer diferencias,
es escuchar…cuando un amigo te abre su corazón,
ayudar…cuando la ocasión lo requiera,
proteger…cuando se está desamparado,
acompañar…cuando se sienta solo,
consolar…con una palabra de aliento,
entender…cuando está cansado,
compartir los momentos… buenos y malos,
participar de las…alegrías y tristezas,
festejar sus logros y sus fracasos,
simplemente estar…cuando nos necesitan.
 
¨La amistad es dar sin esperar nada a cambio¨
       
                                                                        Rosa.
 

Publicado septiembre 27, 2005 por rosawrosa en Revoltijo...