Archivo para septiembre 2007

Tu y yo – Valeria Duque.   1 comment

 
 
Tu y yo.
 
yo te ensueño,
dimensionando universos.
 
Tú me habitas,
yo te exorcizo,
purificando el sexo.
 
Tú me viajas,
yo te celebro,
comulgando esplendor.
 
Tú me enluneces,
yo te florezco,
entregando plenitud…
 
Valeria Duque.
 
 
 
Anuncios

Publicado septiembre 29, 2007 por rosawrosa en Poemas.

El congreso de la Lengua – Horacio Buscaglia.   Leave a comment

 
 
 
EL CONGRESO DE LA LENGUA
 
 
  Señores:
   Un servidor, Pedro Pérez Paticola, cual la Academia Española  Mas dejemos el acento, que convierte, como ves, las ingles en un inglés, y pasemos a otro cuento.
  ¿A ustedes no les asombra que diciendo rico y rica, majo y maja, chico y chica, no digamos hombre y hombra? por eso no encuentro mal si alguno me dice cuala, como decimos Pascuala, femenino dePascual.
  ¿Por qué llamamos tortero al que elabora una torta y al sastre, que trajes corta, no lo llamamos trajero?
  De largo sacan largueza En lugar de larguedad,y de corto, cortedad en vez de sacar corteza.
  De igual manera me quejo de ver que un libro es un tomo; será tomo, si lo tomo, y si lo no lo tomo, un dejo.
  Si se le llama mirón al que está mirando mucho, cuando mucho ladre un chucho se lo llamará ladrón.
  Porque la sílaba "on" indica aumento, y extraño que a un ramo de gran tamaño no se lo llame Ramón.
  Y por la misma razón, si los que estáis escuchando un gran rato estáis pasando, estáis pasando un ratón. Y sobra para quedar convencido el más profano, que el idioma castellano tiene mucho que arreglar.
 
Horacio Buscagligia.
 
 

Publicado septiembre 29, 2007 por rosawrosa en Revoltijo...

El nombre de mi felicidad… – Daniel Arregui.   Leave a comment

 
 
 
El nombre de mi felicidad…
 
Si hoy mi felicidad quisiera un nombre,
le diría que tu corazón es su destino.
 
Si hoy mis ojos quisieran evocar un paisaje,
desearía ver la profundidad de los tuyos.
 
Si hoy mis oídos quisieran oír la más dulce melodía,
tu voz le sería su eterno consuelo.
 
Si hoy mis labios tuviesen sed de besos,
solos los tuyos saciarían sus ansias.
 
Porque solo tu piel desea mi piel,
porque solo tu aroma desea mi existir;
para poder así, a medias, seguir existiendo
con esta rara mezcla de sueños e ilusiones
que mi corazón va produciendo.
 
Para mantener aun fiel la llama…
que necesito para existir y vivir,
en medio de tan funesta soledad.
 
Si hoy mi felicidad quisiera un nombre,
hoy y siempre llevaría el tuyo.
 
Porque tuya es mi felicidad y dicha,
tuya mi alegría y la luz, que hoy me guía,
en medio de tanta oscuridad,
 
Tu nombre, suave corazón le pondría,
a mi felicidad que con amor ansía,
ser dueño de la tuya, hoy, mañana y siempre,
como tu, eres el nombre y el dueño de la mía.
 
 Daniel Arregui.
 

Publicado septiembre 29, 2007 por rosawrosa en Poemas.

Estar contigo.   Leave a comment

 
 
 
 
ESTAR CONTIGO.
 
Estar contigo es hacerte reír,
es mirarte a los ojos sin saber que decir.
Un beso que choca tu boca contra la mía,
sentir mariposas en el ombligo
Acariciar tu rostro, tu pecho, tus cabellos,
susurrar palabras bellas
         Llorar en las penas, reír en las alegrías,
pero hacerlo todo juntos
Dar consejos sin nada a cambio
y desnudar tu alma provocando calor
Decir que te quiero sin pensarlo con la cabeza,
decirlo con el corazón.
Estar contigo es estar a tu lado,
darte mi vida, entregarte mi alma,
desnudarte cada noche.
…Ser tu amiga, tu amada y tu amante.
 
Autor desconocido por mí.
 
 

Publicado septiembre 29, 2007 por rosawrosa en Revoltijo...

Estoy temblando.   1 comment

 
 
 

 
Estoy temblando.
 
Estoy temblando, el calor invade mi cuerpo,
gotas de sudor recorren mi rostro,
mi corazón late y cada vez lo hace más fuerte;
temo que se salga de mi pecho
y acuda a tu llamada.
Creo que lo dejaré ir, nada lo retiene,
sé que tú lo cuidarás,
le darás alimento a diario,
le darás, lo mejor de ti,
le darás eso que sólo tú sabes darle.
No dejes que se enfríe,
mantenlo al lado del tuyo,
ámalo, acarícialo, dile cosas bellas
y ten por seguro que te será siempre fiel,
y de vez en cuando recuérdale
que un día fué muy feliz,
si, ese día,
el día que te conocí.
 
Autor desconocido por mí.

 

 

Publicado septiembre 19, 2007 por rosawrosa en Poemas.

Cuando los ángeles lloran – Miguel A.Arcel.   1 comment

 
 
 
 
Cuando los Angeles Lloran…

Yo creia que las personas eran seres especiales enviados por Dios a la tierra
para amarse y crecer juntos.

Creia que el amor era una moneda corriente de gran valor en el mundo y todos
ganaban lo suficiente como para dejar de ser egoistas y ahorraban sonrisas
para invertirlas en los amigos y en sus almas.

Creia que las personas habian hecho un monumento en cada ciudad como una obra
compartida, un recuerdo para los hijos y no como simbolo del orgullo y
vanidad. Que la electricidad era producida por rios y vientos para beneficio
de todos sus hermanos.

Creia que los niños eran dones preciosos de la tierra y que todos los amaban
porque eran la promesa de un mundo mejor, nunca pensé que habia gente que los
abandonara o no los queria. Pensaba que todos los dias habia alguien
dispuesto a hacerlos felices.

Yo miraba el mundo desde las nubes y corria entre las estrellas, loco de
contento tratando de hacer feliz a alguien. Amaba tanto a las personas que
siempre buscaba la forma de ayudarlos en sus pedidos.

Creia que el mundo era un hermoso globo floreciendo en el espacio, lleno de
cosas buenas y maravillosas. No me imaginé que habia seres con pensamientos
tan egoistas, tan insolentes y desagradecidos, y aprendi bien qué es eso …
tonto de mi… no lo habia visto antes.

Cuando llegue a estos sitios quise reir, pero un golpe me hizo llorar. Asi me
recibio el mundo, tan solo el abrazo de mi madre calmo el dolor. Crecí en
esta tierra, respirando este aire y alimentándome de lo que ella da. Aprendi
a amar a los arboles, que tienen tantas historias para contar, a las plantas
que crecen por todos lados y tienen tan buenos sentimientos. Aprendi a amar a
los animales que tienen una conciencia un poco mas limitada que los seres
humanos, pero sus sentimientos son tan plenos… tan simples

Aprendi que existe la envidia, el egoismo, la guerra, …el racismo que es
una odiosa forma de insultar a la Creacion de Dios. Aprendi como se denigran
las personas y buscan su propia destruccion por un interés transitorio, más
ellos piensan que son tesoros eternos, tratan de lograr sus objetivos sin
importarles nada acerca de otros seres que viven en inferioridad de
condiciones y muchas veces esas personas no tienen qué comer.

Aprendi lo que es el orgullo, la maldad, la insolencia, la avaricia, el
desprecio, la burla, la marginacion, la mentira, la violencia, la
degradacion, los tormentos internos, el egoismo, la soberbia, la hipocresía y
… el olvido…

Aprendi tantas cosas feas, tantas cosas que yo no habia visto desde alli…
aprendi a cada paso viviendo cada una de esas cosas, sintiendo en mi piel
correr el acido de la pobreza humana, llorando, cayéndome y volviéndome a
levantar. Respirando profundo, mirando el cielo azul de todos los tiempos,
viví. Viví a cada momento un trozo de la historia, buscando calmar el ánimo y
mejorando mis dias, siempre tratando de encontrar una explicacion en ojos de
cristal… de las personas que veo a diario y sin embargo no asumen su rol en
el divino porvenir, no se dan cuenta de su importancia en el relato de la
vida, entonces sufren, pelean, reclaman, gritan, y piensan que a nadie les
importan, porque los otros tambien están haciendo lo mismo.

Cada uno trae a este mundo una misión que cumplir. Hay algunas misiones que
son familiares y te enseñan a caminar, otras, te enseñan a volar, hay quien
viene para educar, otros para tan solo amar, hay tantas misiones como seres
humanos existen, son tantas las cosas maravillosas que cada uno debe
descubrir… pero cuesta aprender y "ver" lo que los ojos del alma ven.

En cada pedacito de tiempo lloramos un poco por muchas cosas dificiles y nos
sentimos impotentes ante la crueldad, pero la mision debe continuar, con
mucho peso sobre los hombros, debemos seguir, tal vez en el camino
encontremos la luz de las estrellas que brillan recordandonos de donde
venimos.

Yo traje a este mundo una misión… abrir una puerta, una puerta al infinito
para que tus ojos vean la maravilla del poder del Ser y que dejen atras lo
que fue, lo que no estuvo bien. Me ha costado grandes aflicciones caminar
entre santos y burlones, y despues de todo he decidido llegar a tu corazón
sencillo, ese que tantas veces vi en mis sueños, ese ser luminoso que espera
una respuesta llamado TU.

Yo vine a abrir una puerta y que veas la maravilla de las estrellas y que
sepas que ¡todo en el universo tiene conciencia! El universo piensa, ama y
siente tal como tu. Dios no es una idea nacida de la razón por la razón y
ante la necesidad de justificación. Dios es el centro mismo de todo el
universo, es una conciencia tan grande, tan gigantezca que jamás podriamos
atraparlo con la razón y la lógica, pues no se subordina a nuestros
pensamientos, son nuestros pensamientos que están subordinados a El. Si esto
no sucede, si el pensamiento no se orienta a su origen divino, es como un
cometa errante que en cualquier momento desaparecerá pues su destino fue ese
y nada más, tan solo ha tenido la suerte de conocer algo de la maravilla del
vivir, y aún así Dios puede tomarlo con su infinito amor y volverlo una luz
en el camino para guía de quienes estén en situaciones similares.

Dios no te juzga porque tengas dinero, o porque quieras conseguirlo. Te juzga
porque por omisión no haces nada por aquellos a los que le falta el pan, un
abrigo o una palabra de amor. Porque tú no eres superior a nada en este
mundo, una planta, un árbol, un río, un animal vale tanto como tú. Y tú vales
tanto como tu conciencia te representa ante Dios. De acuerdo al contenido de
tu conciencia será el peso y el brillo que tengas ante El.

Si en tu interior faltan muchos arboles, deben ser los que cortaste y no
repusiste, si en tu interior falta palabras de agradecimiento es porque nunca
has ayudado a nadie, si en tu interior falta amor, es porque nunca has amado
a nadie. Todo lo que falta son como agujeros vacíos en el campo luminoso de
tu ser. Y si nunca has sabido llenar esos vacíos con amor, y no se lo
muestras Dios, es porque nunca te has preocupado en obtenerlo.

Eso quiere decir que le lleves amor recogido en tu camino, agradecimientos y
bondad que hayas tenido en la vida. Ese es el poder que te dignifica ante Sus
ojos y no otro. Todos recogemos en el camino un poquito del poder de Dios. El
lo ha dejado alli en infinitas formas. Solo es cuestion de reconocer en cada
cosa su maravillosa mano y ….. detrás su inmenso bondad.

Déjame saber que me he equivocado. Te prometo que no diré nada a nadie, salvo
a Dios, que cuando me pregunten como es la tierra, diré que es lo mejor.
Déjame saber que todo ha sido un error, déjame ver algo hermoso e
inteligente, la sabiduría acumulada por milenios que brota del corazón,
déjame entender que cuando los ángeles lloran es porque han tenido un mal
sueño.

Ven, toma mi mano, dame la tuya. Vamos a realizar buenas obras, en tu casa,
con tus amigos, en tu trabajo, en todos tus tiempos, déjame ver con ojos
amigos que eres una buena persona. A cambio te prometo un viaje infinito,
sobre millones de estrellas que adornan los cielos y entibiarán tus pies, yo
te prometo un campo de amor perfumado con fragancias divinas y arrullado a tu
lado dormirá tranquilo el Señor.
 

© Miguel Angel Arcel.

 

Publicado septiembre 8, 2007 por rosawrosa en Revoltijo...

La flor más hermosa.   Leave a comment

 
 
 
 
La flor más hermosa.
 
El bosque estaba casi desierto cuando el hombre se sentó para leer debajo de los largas ramas de un viejo roble.
Estaba desilusionado con la vida, con buenas razones para llorar, pues el mundo intentaba hundirlo.
Y como si ya no tuviera razones suficientes para arruinar su día, un chico llegó, jadeando, cansado de jugar.
Se detuvo delante suyo, con la cabeza baja y le dijo, lleno de alegría:
 ¡Mire lo que he encontrado!
El hombre lo miró desanimado y vio que en la mano tenía una flor.
¡Qué visión lamentable! Pensó consigo.
La flor tenía los pétalos caídos, hojas marchitas, y seguramente nada de perfume.
Quería verse libre del chico y de su flor, y así el hombre desilusionado simuló una sonrisa y dio vuelta la cara.
Pero en vez de volver atrás, el chico se sentó a su lado, levantó la flor a la altura de su nariz y declaró con extraña sorpresa:
-¡El aroma es magnífico, y es muy hermosa también…! Por eso la arranqué. ¡Tómela! Es suya.
La flor estaba muerta o muriéndose, sin nada de colores vibrantes como naranja, amarillo o rojo, pero él sabía que tenía que tomarla, o el chico no saldría jamás de allí.
Extendió entonces su mano para asirla y comentó, con sarcasmo:
– Era justamente lo que me faltaba.
Pero, en vez de ponerla en la mano del hombre, él la sujetó en el aire, sin ninguna razón.
Y en ese momento el hombre se dio cuenta, por primera vez, que el chico era ciego y que no podía ver lo que tenía en las manos.
La voz se le apagó en la garganta por algunos instantes…
Tibias lágrimas cayeron de su rostro mientras agradecía, emocionado, por recibir la mejor flor de ese jardín.
El chico se marchó jugueteando, feliz, oliendo otra flor que tenía en su mano, y desapareció en el amplio jardín, en medio de la arboleda.
Seguramente iría a consolar otros corazones, que aunque tengan la visión física, están ciegos para los verdaderos valores de la vida.
Ahora el hombre no se sentía más desanimado y los pensamientos corrían en la mente con serenidad.
Se preguntaba cómo aquel chico ciego se habría dado cuenta de su tristeza a tal punto de acercarse con una flor para ofrecérsela.
Concluyó que tal vez su autopiedad lo hubiera impedido de ver la naturaleza que cantaba a su alrededor, dando noticias de esperanza y paz, alegría y perfume…
Y como Dios es misericordioso, permitió que un chico privado de la visión física lo despertase de aquel estado depresivo.
Y el hombre, finalmente, consiguió ver, a través de los ojos de un niño ciego, que el problema no era el mundo, sino él propio.
Y aún compenetrado en profundas reflexiones, llevó aquella fea flor hasta su nariz y sintió la fragancia de una rosa…
 
Autor desconocido por mí.
 
 
 

Publicado septiembre 8, 2007 por rosawrosa en Cuentos...