Archivo para enero 2008

Vienes a mí…Enrique G.Martínez.   Leave a comment

 
 
 
 
Vienes a mí…
 
Vienes a mí, te acercas y te anuncias
con tan leve rumor, que mi reposo
no turbas, y es un canto milagroso
cada una de las frases que pronuncias.
 
Vienes a mí, no tiemblas, no vacilas,
y hay al mirarnos atracción tan fuerte,
que lo olvidamos todo, vida y muerte,
suspensos en la luz de tus pupilas.
 
Y en mi vida penetras y te siento
tan cerca de mi propio pensamiento
y hay en la posesión tan honda calma,
 
que interrogo al misterio en que me abismo
si somos dos reflejos de un ser mismo,
la doble encarnación de una sola alma.
 
Enrique González Martínez (1871-1952)
 
 

 

Anuncios

Publicado enero 31, 2008 por rosawrosa en Poemas.

¿ Si el mañana nunca llega ?   Leave a comment

 
 

¿Si el mañana nunca llega?
 
¿si tus manos no tocaran mi cintura?
   ¿si los sueños que hemos tejido
   no se realizan?

   ¿Si al despetar mis ojos nunca te vieran?
   ¿si sólo fueras un hermoso sueño de hoy,
   un futuro que solo hemos sembrado
   en un árido desierto?

   ¿Si el mañana nunca llega?
   jamás tus ojos se verán en los míos
   y mis sueños irán muriendo lentamente
   en este sombrío camino.

   Mi alma vacía ya jamás podrá renacer
   ¿si mi corazón se fuese secando
   esperando un mañana, que tal véz nunca llegará?

   ¿Si el mañana nunca llega?
   dormiré en un sueño profundo, pensando
   que nunca dije lo que mi ser fué sintiendo
   y me arrepentiré de no haber luchado
   por este amor que se está muriendo.

   ¿Si el mañana nunca llega?
   cerraré mis ojos y me sumiré
   a un mundo de lágrimas por no saber decir
   como te amaba esta persona que dejaste partir.

 
Autor desconocido por mí.
 
 

Publicado enero 31, 2008 por rosawrosa en Poemas.

Cuando un verso te nombra.   Leave a comment

 
 
 
Cuando un verso te nombra.
 
Me miro resplandecer en los ojos de él….
 Todo mi cuerpo lo nombran sus pupilas, el olvido vaciado en los flujos.
 Hoy procuraré despertar un poco más alta, ser diferente, tener rimas en el lugar de mis dientes, notas musicales en lugar de mis yemas.
Y que todo sea un libro etéreo….
 Los juegos de los parques no son sino viento que gira y levanta el polvo.
 La agitación de los cuerpos infantiles….y yo que los cambié por los juegos carnales. Me miro resplander en los ojos de él.
Toda mi inocencia se pierde en su luz. Ignoro saber si quiero buscar su centro.
 Si quiero quemar para siempre mi ardiente frente.
Confundo todo el silencio con el tic-tac del reloj al que me abrazo.
Creo que ese es el lenguaje de mis piernas que se abren como manecillas para dejar entrar lo infinito….
 
Te extraño …
 
Autor desconocido por mí.
 

Publicado enero 31, 2008 por rosawrosa en Poemas.

Nocturno VII – José A.Buesa.   Leave a comment

 
 
 
 
Nocturno VII.
 
Ahora que ya te fuiste, te diré que te quiero.
Ahora que no me oyes, ya no debo callar.
Tú seguirás tu vida y olvidarás primero…
Y yo aquí, recordándote, a la orilla del mar.
 
Hay un amor tranquilo que dura hasta la muerte,
y un amor tempestuoso que no puede durar.
Acaso aquella noche no quise retenerte…
y ahora estoy recordándote a la orilla del mar.
 
Tú, que nunca supiste lo que yo te quería,
quizás entre otros brazos lograrás olvidar…
Tal vez mires a otro, igual que a mí aquel día…
Y yo aquí, recordándote, a la orilla del mar.
 
El rumor de mi sangre va cantando tu nombre,
y el viento de la noche lo repite al pasar.
Quizás en este instante tú besas a otro hombre…
Y yo aquí, recordándote, a la orilla del mar.
Y yo aquí, recordándote, a la orilla del mar…
 
José Ángel Buesa.
 
 

Publicado enero 31, 2008 por rosawrosa en Poemas.

Días de vino y rosas.   Leave a comment

 
 
 
 
Días de vino y rosas ( cuento sufi )
No sé qué estoy haciendo. Reúno botellas vacías, los restos de algo… abro el puño y cae la rosa. Dejo el puro a medias y me adueño de otro vaso olvidado. Con el último trago alargo el mareo y me despido siguiendo el ritual de mis maneras. Mi garganta es un pozo sin fondo.
El taxista me abandona en la puerta de mi casa y todavía se percibe el mismo aroma. Me detengo en cada esquina, lastimándome las alas. Me deslizo a tientas por la oscuridad.
Busco en los bolsillos pero no hay rastro, señal ni marca. Me muerdo los labios, tratando de recordar todos los besos robados al destino. Y así percibo la calma de un abril que se extingue entre los locos a los que les gusta volar en los cementerios de las ciudades extranjeras.
Algunos festejan su amor en los banquetes y el resto nos tomamos las medidas oportunas. Mi carrusel gira entorno a las canciones (ahora pide un baile lento, por favor).
Que se cierren los libros. Punto y seguido en el guión de lo imprevisto. Busco el eco en el silencio, por la ruta alternativa: ya no invento excusas tratando de justificar el insomnio. Sin pautas.
No sé qué estoy haciendo. Sonrío, floto, doy las gracias o me dejo llevar. A veces tiendo la mano y me la toman. Sin prisas, sin prisas.
¿Qué nos merecemos? Los instantes que no podrán aprisionar las fotos ni la tecnología. Algo bueno queda y esta vez sé que, entre canción y canción, no me detendrán.
 
Autor desconocido por mí.
 
 

 

Publicado enero 31, 2008 por rosawrosa en Cuentos...

¿ Cómo…   Leave a comment

 

   

 
 
 
 "¿cómo, cuándo y por qué?
son demasiadas preguntas
para hacerle al destino.."

 

   

Publicado enero 20, 2008 por rosawrosa en Frases.

En el silencio de la noche.   Leave a comment

 
 
 
 
En el silencio de la noche.
 
Pasear sin rumbo, dejándote llevar por tus pies y observando todo a tu alrededor, es sin duda una experiencia interesante y, a menudo, gratificante.
Hoy he salido un rato y, como tantas otras veces, no he podido evitar detenerme a contemplar una hermosa puesta de sol. Siempre me han fascinado los atardeceres.
Marcan el final del día; pero, además, con el atardecer nace la noche… la oscura y profunda noche. Y en el silencio de la noche, la luna y las estrellas son, han sido y serán testigos mudos de innumerables amores y pasiones… entre susurros, jadeos y caricias.
Algunas noches estrelladas, miro al cielo y me siento pequeño, insignificante y solo…
Y tomo conciencia de que no soy más que una mota de polvo, polvo en el viento, vagando por el espacio, y que puedo desaparecer sin que eso afecte a nada. El universo no me necesita.
Pero soy una mota de polvo afortunada, porque soy consciente y puedo admirar la belleza que nos rodea… y disfrutarla… y sentirla…
 
Autor desconocido por mí.
 
 

Publicado enero 20, 2008 por rosawrosa en Revoltijo...