Archivo para abril 2012

Ser madre, ser hijo – Rosa   Leave a comment

 
 
Ser madre, ser hijo.
 
Una puede tener uno, dos, o cinco hijos y los cinco hijos como decía mi madre son distintos como los dedos de las manos, ninguno es igual al otro, pero todos son necesarios e importantes por igual y pertenecen a la misma mano. Cada uno es único y por ende irrepetible.
Cuando uno es una buena mamá (de las otras hablaremos otro día) ama a sus hijos por igual aunque sean diferentes y aprende a ser mamá a lo largo de toda su vida porque uno no nace siendo mámá, no hay una escuela en la cual te enseñan a ser madre, y es una gran responsabilidad porque son personitas a las que uno debe moldear y educar y uno aprende a ser mamá, como los hijos aprenden también a ser hijos todos los días de su vida.
Los hijos dependen de los padres hasta que son conscientes de su propia personalidad y cuando comienzan a tomar decisiones propias, y equivocadas o no tenemos que aceptarlas hasta que ellos mismos descubran si fueron decisiones correctas o no, y si amamos a nuestros hijos, los padres estaremos para escucharlos y en caso de que lo pidan aconsejarlos.
La mamá y el hijo tienen una conexión invisible que los ata de por vida, puede haber un excelente papá que ayude, contenga, sostenga y lo ame incondicionalmente, pero la mamá es el eje principal en la vida del hijo y esa conexión y comunión sólo se rompe cuando uno de ellos se va o porque uno de ellos decide cortar este lazo.
Los hijos idealizan a las mamás y creen que las mamás somos perfectas, y gran error…las mamás no somos perfectas, aprendemos día a día a ser mamás, con aciertos y errores pero somos personitas de carne y huesos, somos humanas, somos mujeres que intentan dar lo mejor a esa personita que tuvo en su vientre durante 9 meses, pero no somos perfectas.
Cuando Díos cuando nos toca con su varita mágica tenemos que partir y no importa la edad, color de piel, sexo o raza, debemos partir sin llevarnos absolutamente nada, nos iremos desnudos como cuando vinimos al mundo saliendo del vientre de nuestra mamá y todo es un círculo que se repite hasta el infinito.
Personalmente creo que venimos al mundo a cumplir una misión y cuando esta ya esta realizada debemos partir, entonces me pregunto: si no sabemos el tiempo que vamos a estar en esta vida, porque la vida no la tenemos comprada y tiene fecha de vencimiento, porqué perdemos este valioso tiempo en
querer que nuestros hijos sean lo que nosotras queremos y no lo que ellos quieren ser? ¿ Porqué pierden los hijos el tiempo en querer que su mamá sea perfecta y no sólo una mamá de carne y hueso? ¿Porqué perdemos el tiempo en tonterías, discusiones y frivolidades cuando la vida es tan corta?
 
Mamá aceptame, respetame y amame como soy!
Hijo aceptame, respetame y amame como soy !
 
Rosa
 
 

Publicado abril 25, 2012 por rosawrosa en Uncategorized

Mariposa – Paulo Coelho   1 comment

 
 
 
Cuenta la leyenda que una joven mariposa -de cuerpo frágil y alma sensible- volaba cierta tarde jugando con el viento, cuando vio una estrella muy brillante, y se enamoró. Excitadísima, regresó inmediatamente a su casa, loca por contar a su madre que había descubierto lo que era el amor.
-¡Qué tontería! -fue la fría respuesta que escuchó. -Las estrellas no fueron hechas para que las mariposas pudieran volar a su alrededor. Búscate un poste, o una pantalla, y enamórate de algo así: para eso fuimos creadas.
 
Decepcionada, la mariposa decidió simplemente ignorar el comentario de la madre, y se permitió volver a alegrarse con su descubrimiento. “¡Qué maravilla poder soñar!”, pensaba. La noche siguiente la estrella continuaba en el mismo lugar, y ella decidió que subiría hasta el cielo y volaría en torno de aquella luz radiante para demostrarle su amor.
 
Fue muy difícil sobrepasar la altura a la cual estaba acostumbrada, pero consiguió subir algunos metros por encima de su nivel de vuelo normal. Pensó que si cada día progresaba un poquito, terminaría llegando hasta la estrella. Así que se armó de paciencia y comenzó a intentar vencer la distancia que la separaba de su amor. Esperaba con ansiedad la llegada de la noche, y cuando veía los primeros rayos de la estrella, agitaba ansiosamente sus alas en dirección al firmamento.
 
Su madre estaba cada vez más furiosa: -Estoy muy decepcionada con mi hija -decía. Todas sus hermanas, primas y sobrinas ya tienen lindas quemaduras en sus alas, provocadas por las lámparas. Sólo el calor de una lámpara es capaz de entusiasmar el corazón de una mariposa: deberías dejar de lado estos sueños inútiles y conseguir un amor posible de alcanzar.
 
La joven mariposa, irritada porque nadie respetaba lo que sentía, decidió irse de la casa. Pero en el fondo -como, por otra parte, siempre sucede- quedó marcada por las palabras de su madre, y consideró que ella tenía razón. Así, durante algún tiempo, intentó olvidar a la estrella y enamorarse de la luz de las pantallas de casas suntuosas, de las luces que mostraban los colores de cuadros magníficos, del fuego de las velas que quemaban en las más bellas catedrales del mundo. Pero su corazón no conseguía olvidar a la estrella, y después de ver que la vida sin su verdadero amor no tenía sentido, resolvió reemprender su itinerario en dirección al cielo.
 
Noche tras noche intentaba volar lo más alto posible, pero cuando la mañana llegaba, estaba con el cuerpo helado y el alma sumergida en la tristeza. Entretanto, a medida que se iba haciendo mayor, pasó a prestar atención a todo cuanto veía a su alrededor. Desde allá arriba podía vislumbrar las ciudades llenas de luces, donde probablemente sus primas, hermanas y sobrinas, ya habrían encontrado un amor. Veía las montañas heladas, los océanos con olas gigantescas, las nubes que cambiaban de forma a cada minuto. La mariposa comenzó a amar cada vez más a su estrella, porque era ella la que la impulsaba a conocer un mundo tan rico y hermoso.
 
Pasó mucho tiempo y un buen día ella decidió volver a su casa. Fue entonces que supo por los vecinos que su madre, sus hermanas, primas y sobrinas, y todas las mariposas que había conocido, ya habían muerto quemadas en las lámparas y en las llamas de las velas, destruidas por un amor que juzgaban fácil.
 
La mariposa, aun cuando jamás haya conseguido llegar hasta su estrella, vivió muchos años aún, descubriendo cada noche cosas diferentes e interesantes. Y comprendiendo que, a veces, los amores imposibles traen muchas más alegrías y beneficios que aquellos que están al alcance de nuestras manos.
 
Paulo Coelho
 

Publicado abril 19, 2012 por rosawrosa en Cuentos...

Janeiza   Leave a comment

 

 
Dedicado a Janeiza, una niña con cáncer de mamas.
 
Janeiza, una bella muchacha con un nombre precioso y unos ojos inmensos, asombrados, mirando al mundo.
Me fascinan los ángeles, las hadas y las bailarinas de ballet porque son seres mágicos y vos me dirás, los ángeles y las hadas si, pero las bailarinas de ballet? Si mi niña, las bailarinas de Ballet amiguita son también seres mágicos, ellas con sus danzas y a través de la música nos transportan al infinito, nos elevan el espirítu alto, alto…y nos hacen soñar y pensar que todos los sueños pueden convertirse en realidad.
¿Pero sabés qué? El mundo de las bailarinas de ballet no es fácil, son muchas horas de ensayos, dietas especiales, cosen sus propios vestidos,deben consagrarse totalmente al mundo de la danza, caen agotadas de cansancio y eso no es lo más difícil, lo más difícil para ellas es caminar y bailar en puntas de pié, sus pies le duelen, se deforman y casi siempre sangran por el esfuerzo del baile y de su propio peso, sin embargo cuando las vemos bailar, no importa el dolor, el sufrimiento, el cansancio, la meta es bailar y transmitir sus emociones a nuestros corazones y recibir el premio de una ovación.
La vida, hermosa Janeiza es el más preciado tesoro que Díos nos da, pero a veces también nos pone piedras en el camino, y como las bailarinas también nos lastimamos y no sólo los pies, muchas veces nos sangra hasta el alma de dolor, y a lo largo de nuestras vidas, nos caeremos, nos lastimaremos y nos volveremos a levantar y a elevarnos, no una sino muchas veces, hacía el universo para cumplir nuestros sueños.
Amiguita, aunque te sangren los pies, levántate, ponte tu mejor vestido y tu mejor sonrisa y sal al mundo, vale la pena vivir, vive cada instante intensamente y yo te aseguro que si lo deseás de corazón, todo lo que anheles se cumplirá.
Besos mi niña…
 
Rosa.
 
 

 

Publicado abril 7, 2012 por rosawrosa en Uncategorized

Un travieso conejito de Pascua   Leave a comment

 

 
Felices Pascuas !!!
 
Un travieso conejito de Pascua

Hoy era un día de inmensa felicidad en la Colonia Tovar. Era lunes de resurrección. Todos los niños estaban muy contentos porque sabía que llegaría el conejito. Gran parte de los niños ya habían hecho el nidito en un rincón de su humilde hogar para que el conejito les trajera sus tan deseados huevitos. Pero este pelusin, el conejito de pascua era un conejito de pascua muy travieso y un poco holgazán. Se había olvidado de pintar los huevitos, y estaban todos estos huevitos pálidos, tristes del color de la leche.
Su padre le decía: _ Pelusin, no seas tan holgazán, los niños te están esperando, todavía estas a tiempo de decorar los huevitos. No puedes esperar que se vaya el día. Piensa en esos pobres niños.
Al final a regañadientes, Pelusin puso manos a la obra. Pero como iba a decorarlos. Y se inspiró profundamente. No iba a pintarlos como los demás conejos. Siempre de los mismos colores: (azul, verde, rojo, naranja). Así que fue donde vivía su abuela, que hacía un rico chocolate, y le pidió ayuda. Juntos derritieron un rico chocolate. Tenía que ser una gran olla porque eran muchos huevos. Al mediodía ya todos los huevos estaban rodeados de un apetitoso chocolate, y además olían riquísimo. Pero Pelusin, que estaba más inspirado que Van Gogh, fue al bosque encantado, en donde se encontraban los más majestuosos colores.
Así que inventó unas maravillosas mezclas, y pintó los huevos de unos colores increíbles. Eran de unos violeta magenta, dorados y plateados, azules como el cielo y muchos colores rojos como las moras y manzanas.
Pero Pelusin, que además era muy travieso se llevó su cesta cargada de huevos, pero no se los puso en los niditos. Se los escondió en los lugares más impredecibles en donde vivían los niños. Y así como vino, se fue al país de los conejos de Pascua. Eran ya las seis de la tarde y había sonado la última campanada de la iglesia. Pedrito iba todo desmoralizado a su casa hasta que se tropezó debajo de una mata de moras con un huevito muy peculiar. Era de unos esplendidos colores. Pedrito regó la voz por todo el pueblo, y ya cerca del anochecer todos los niños habían encontrado sus huevos de pascua. Pero les costo mucho descubrirlos. Porque nuestro simpático pelusin no se lo había hecho fácil. Y por eso dicen que en día de pascua los niños tienen que buscar muy detenidamente por toda su casa y jardín, porque si no lo hacen se quedan sin sus huevos de pascua. No es que ya no hagan los niditos, pero ahora es más divertido buscarlos, porque además los huevos de pelusin no son solo los más bellos sino también tienen un encantador y rico chocolate. Colorín colorado, este cuento ha terminado.

 
Autora : Carolina
 

Publicado abril 6, 2012 por rosawrosa en Cuentos...

Malvinas, treinta años después…   3 comments

Hoy después de 30 años, me animo a publicar esta carta recibida desde Las Malvinas.
Carta que guardo como uno de mis tesoros, escrita por el conscripto clase 62 Rubén Enrique Bogado.
Mi homenaje a él y a todos los que participaron de esta guerra sin sentido.
Rubén, estés donde estés, quiero que sepas que siempre te recuerdo y que siempre te recordaré!
Rosa
 
 
 
 
Malvinas 20 – 05 – 82
 
Querida señora:
 
                              Escribo esta presente agradeciéndole lo amable que fué al escribirme. Esta tiene algo que nos hace pensar si somos parientes o algo por el estilo ya que también me llamo igual que usted, bah… igual que su marido porque yo me llamo Ruben Enrique Bogado y es lindo saber que tienen una familia muy linda.
Yo estoy bien, con un poco de frío pero no importa ya que la mayor parte la paso trabajando y no siento frío, me gustaría tener dos hijos como usted pero primero me tengo que casar, yo tengo mi pareja y nos queremos mucho y ya planeamos casarnos cuando termine todo y termine la colimba, entonces si que me caso.
Bueno dale saludos a tus dos hijos, mi novia y yo ya sabemos el nombre que le vamos a poner , si es una nena se va a llamar Silvina Grabriela y si es un nene se llamará Rubén Darío, creo que te va a gustar¿ no es así?
Bueno, usted a sido muy buena conmigo al contarme lo que pasa allá y al darme el aliento que me faltaba.
Le voy a contar algo de mi: yo me llamo Rubén y tengo 20 años, no soy ni alto ni bajo, tengo estatura normal, no soy gordito ni flaquito, tengo el pelo corto y ojos casi verdes. También tengo una familia muy linda y somos cinco hermanos, yo soy el segundo, y el tercero también está haciendo el servicio militar pero está en Neuquén. Se imagina como está mi viejita. Allá vivo en el barrio Comandante L.Piedrabuena, que no sé si es Lugano o Mataderos porque queda entre los dos. Bueno, usted me dice que si necesito algo. No necesito nada pero a veces es lindo comer una torta y no importa si es ricas, la cosa es comerla o a veces un chocolate para la guardia para no quedarme dormido. Bueno lo único que me importa es que me escriba. Bueno, saludos y buena suerte y gracias
Chau :
 
Tengo Fe Dios.
Tengo Fe en usted.
 
P.D.Reciba de mí un abrazo y un beso grande.
Rubén Enrique Bogado.
 
 

Publicado abril 2, 2012 por rosawrosa en Uncategorized