Archivo para marzo 2013

Ser mujer – Libia B.Carciofetti   1 comment

mujer1

Ser mujer.

Ser mujer es una honra
porque fui engendrada
en el vientre de una mujer,
porque mil vientos no torcieron mi cara
y siempre vi lo que quise ver.

Ser mujer me causa ¡Tanto orgullo!
como nunca creí tener.
Y aunque muchos quieran
edificar muros de indiferencia
uno a uno los haré demoler.
Ser mujer es abrazar el mundo
y sentir que se lo puede sostener.

Que mi sexo no es impedimento
y que lograrlo todo cuanto me propongo
con constancia y esfuerzo lo lograré hacer.
Hija, hermana, esposa, madre, cura almas
“NAVE DE MERCADER”

Amasa el pan, labra la tierra, cría a sus hijos
maestra sin título, ni exámenes…
consultora privada y a deshora
que trabaja hasta el amanecer.
Sin derechos; ni reconocimientos
pero con obligaciones…
impuestos por una sociedad
que no la quiere contener.

Maltratada a veces por su propia familia
que por amor y miedo ¡calla!
y así simplemente deja de ser.
Su silencio dice más que cien palabras
y su dolor solo ella lo conoce
porque no lo trasunta, ni lo deja ver.
Expreso con mi voz y con mis letras
lo que tantas mujeres quisieran también
pero les temen a las represalias
y ser maltratadas otra vez.

Que un loco pirómano le prenda fuego
y acabe con sus sueños de una vez.
¿La justicia? ¡Se fue de vacaciones!
Y sin previo aviso les dejó un cartel.
Las cárceles se atestan de asesinos a sueldo
de cobardes sin escrúpulos
que violan hasta el nombre de una mujer.

Algunas por los golpes
se olvidaron quienes eran…
de sus edades, sus sueños…
mancillaron sus lechos, sin saber quien fue.
¿Las leyes? ¡Dormidas! Y en puntas de pie
huyen por pasillos delante de superiores
que se autodenominan
defensores de los derechos de la mujer.

Expedientes que descansan sobre un escritorio
sin siquiera ser mirados por ningún juez.
Pero no irán muy lejos, pues hay una justicia
que no puede ser burlada…
y actuará sin misericordia, mañana talvez
en tiempo y en forma, al derecho y al revés
no habrá escapatoria, JESÚS tiene memoria
que el nació también, de una MUJER.

En nuestro día… armemos una ronda
con representantes de todas razas
y oremos victoreando con poder y con fe…
Por las que quedaron, por las que se fueron
por la paz, por la vida, porque no haya más guerras
internas ni externas, por heridas que no cierran
y que la sangre deje de correr.

La palabra es una daga, una afrenta
con ella se mata ilusiones también.
¡Por favor que se tome hoy conciencia!
Ya que la misma se pasó por alto ayer.
Si aún tienes olfato, huele estas letras
y verás que el perfume es de una… MUJER.

Libia Beatriz Carciofetti // Argentina

Publicado marzo 7, 2013 por rosawrosa en Poemas.