Ser madre, ser hijo – Rosa   Leave a comment

 
 
Ser madre, ser hijo.
 
Una puede tener uno, dos, o cinco hijos y los cinco hijos como decía mi madre son distintos como los dedos de las manos, ninguno es igual al otro, pero todos son necesarios e importantes por igual y pertenecen a la misma mano. Cada uno es único y por ende irrepetible.
Cuando uno es una buena mamá (de las otras hablaremos otro día) ama a sus hijos por igual aunque sean diferentes y aprende a ser mamá a lo largo de toda su vida porque uno no nace siendo mámá, no hay una escuela en la cual te enseñan a ser madre, y es una gran responsabilidad porque son personitas a las que uno debe moldear y educar y uno aprende a ser mamá, como los hijos aprenden también a ser hijos todos los días de su vida.
Los hijos dependen de los padres hasta que son conscientes de su propia personalidad y cuando comienzan a tomar decisiones propias, y equivocadas o no tenemos que aceptarlas hasta que ellos mismos descubran si fueron decisiones correctas o no, y si amamos a nuestros hijos, los padres estaremos para escucharlos y en caso de que lo pidan aconsejarlos.
La mamá y el hijo tienen una conexión invisible que los ata de por vida, puede haber un excelente papá que ayude, contenga, sostenga y lo ame incondicionalmente, pero la mamá es el eje principal en la vida del hijo y esa conexión y comunión sólo se rompe cuando uno de ellos se va o porque uno de ellos decide cortar este lazo.
Los hijos idealizan a las mamás y creen que las mamás somos perfectas, y gran error…las mamás no somos perfectas, aprendemos día a día a ser mamás, con aciertos y errores pero somos personitas de carne y huesos, somos humanas, somos mujeres que intentan dar lo mejor a esa personita que tuvo en su vientre durante 9 meses, pero no somos perfectas.
Cuando Díos cuando nos toca con su varita mágica tenemos que partir y no importa la edad, color de piel, sexo o raza, debemos partir sin llevarnos absolutamente nada, nos iremos desnudos como cuando vinimos al mundo saliendo del vientre de nuestra mamá y todo es un círculo que se repite hasta el infinito.
Personalmente creo que venimos al mundo a cumplir una misión y cuando esta ya esta realizada debemos partir, entonces me pregunto: si no sabemos el tiempo que vamos a estar en esta vida, porque la vida no la tenemos comprada y tiene fecha de vencimiento, porqué perdemos este valioso tiempo en
querer que nuestros hijos sean lo que nosotras queremos y no lo que ellos quieren ser? ¿ Porqué pierden los hijos el tiempo en querer que su mamá sea perfecta y no sólo una mamá de carne y hueso? ¿Porqué perdemos el tiempo en tonterías, discusiones y frivolidades cuando la vida es tan corta?
 
Mamá aceptame, respetame y amame como soy!
Hijo aceptame, respetame y amame como soy !
 
Rosa
 
 
Anuncios

Publicado abril 25, 2012 por rosawrosa en Uncategorized

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: