Soledad – Rosa   Leave a comment

 
 
Soledad.
 
 
Mis padres eran extranjeros, llegaron desde un país lejano con su hija, al tiempo llegamos mi hermano y yo, o sea éramos sólo cinco personas. Esa fué mi familia, sin abuelos, tíos, primos. Cuando ocurría algún percance nos ayudábamos entre los vecinos. Éramos solo cinco !!! No sabía lo que era un mimo de una abuela o abuelo, la complicidad de los primos, el apoyo de los tíos. Sin embargo cuando llegaban las fiestas era todo un acontecimiento y con lo poquito que teníamos nos imbuíamos con el espíritu navideño y festivo. Mi madre nos contaba alrededor de nuestro pequeño arbolito de Navidad, las historias de su lejano país, sus costumbres, sus comidas y como festejaban las fiestas, y yo con mis poquitos años me imaginaba un paisaje lleno de nieve, los niños jugando con bolas de nieve, la abuela haciendo galletitas con motivos navideños, los tíos comprando regalitos, y entonces deseé, deseé una mesa llena de gente para las fiestas, con los abuelos, tíos primos, familiares.
Y mi deseo se cumplió !! Con los años fuímos creciendo, teniendo novios, novias y la mesa navideña se fué llenando de gente, aparecieron las familias políticas, los hijos, los primos, y hubo que agrandar la mesa, comprar más sillas, y hubo jolgorio, baile, comidas típicas, y llegaron los hijos.
Pero también los hijos crecieron, tuvieron sus propias familias y se tuvieron que repartir las fiestas, algunos partieron, los amigos ya no están y se tuvo que achicar de nuevo la mesa.
Y entonces aparece la soledad, que no es soledad sino añoranza, extrañamos la mesa llena de gente, el compartir, el conversar.
Y muchas veces no nos damos cuenta que no estamos solos, que la soledad puede ser una buena compañera también. Cuantas veces estamos rodeados de gente y nos sentimos sólos? En las fiestas siempre falta alguien, siempre hay un espacio vacío, y ese espacio vacío no permite que seamos plenamente felices.
Y nos olvidamos lo más importante, que para muchas religiones es el nacimiento de Jesús y fin de año es el cierre de todo un año laboral y personal y es en donde uno hace el balance del año transcurrido, y si creo que es motivo de festejo, pensar que hemos vivido todo un año, con sus alegría, tristezas, decepciones, aciertos, pero el haberlo vivido, es motivo de alegría y agradecimiento por todo lo que la vida nos regala.
En las fiestas siempre contábamos cuantos comensales seríamos, de casualidad en una de las fiestas pusimos un cubierto y una silla de más, y me dije qué por algo será, desde entonces pongo siempre un plato de más, costumbre que tengo desde hace añares, y me digo que en ese lugar, están mis abuelos, mis tíos, mis primos, mis padres, los amigos y familiares que ya no están y sobre todo Jesús, podemos pedir más ?
Pongamos el la mesa un cubierto de más, vistámonos con nuestras mejores ropas, cocinemos algo rico acompañándonos con una bella música y festejemos y agradezcamos que estámos vivos ! La mesa está llena de gente, de alegría, de paz y armonía. No estamos solos !
 
Felices Fiestas !!!
 
Rosa.
 

 

Anuncios

Publicado diciembre 14, 2011 por rosawrosa en Cuentos...

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: