Me gustan las mujeres – Carlos Atahulapa Sáez.   Leave a comment

 
 

   

 
Me gustan las mujeres…    
 
Me gustan las mujeres que no profesan la rosa
sino que viven su ser como un manantial de secreta procedencia
y casi imperceptible fluir.
Me gustan esas almas que brillan sin deslumbrar
entre tantas luces vanas.
No dilapidan su energía, la vuelven mano tendida.
 Me gustan sus manos cuando,
 pesadas por el trajín, acarician, amasan,
señalan un punto común al mío.
Pobres aquellas que son retablo,
composición de lugar, doble cálculo del miedo.
Triste vida de las que luchan a brazo partido por los favores de los hombres,
 las que creen que la vida es contienda y no desafío.
 En ojos de mujer mi mirada ha encontrado utopías
en estado viviente y también muertos amaneceres rosados.
He andado codo a codo con mujeres bellas cono el hielo
y así de candentes cuando se han ido.
 De ellas, nada sé que no pueda mentir,
conozco todo lo que debo callar.
No soporto las que consideran que deben ser justipreciadas,
apreciadas, preciadas:
 les cuelga la etiqueta del cuello y huelen a desinfectante.
Viven en un mundo de postores e impostores.
 Me gustan las mujeres de sencillo misterio.
Las que fluyen en la marea del tiempo sembrando paz.
Me gustan las mujeres de cuerpos
algo imperfectos (sobre todo la nariz), 
 algo lánguidos (más que nada los hombros),
algo en fuga (especialmente los tobillos).
Me gustan las mujeres que raspan el fondo del caldero
para extraer la piedra del conocimiento;
las que son capaces de montar de un salto el caballo de la sorpresa; 
 las que sin despintarse siguen las rutas inexploradas,
los ritos pasajeros, las nubes perdiéndose en el horizonte.
Que vayan hacia otros las explícitas,las que están tan seguras,
las que guardan su ser bajo siete máscaras.
Las que lloran bajo un mar de risas.
Me gustan las mujeres de perfil
de flecha hendiendo la solidez de la mañana;
sus gestos que se despliegan como conjuros,
como una escritura reencontrada bajo la losa del tiempo;
sus voces como enredaderas trepando mi muro 
y luego cayendo…cayendo hacia mí,
hacia lo que queda de mí ante tanta hermosura.. 
 
Carlos Atahualpa Sáez .
 
Anuncios

Publicado noviembre 2, 2005 por rosawrosa en Poemas.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: